Olga Besio : Leccion de Tango

OLGA BESIO

Junio 2009.

Para 2xTango.com

TANGO

Lección número 1

¿Por dónde empiezo?

Lo que a toda persona que quiera bailar el tango debería quedarle bien claro desde el principio. (Y a toda persona que quiera enseñar, también).

Olga Besio y son hijo Federico

Olga Besio y su hijo Federico Naveira

Muchas veces me han preguntado cómo se debería enseñar a bailar el tango a los principiantes. Y es probable que cada maestro se plantee esta cuestión una y mil veces, según sean los alumnos con quienes deba iniciar este camino en cada oportunidad. Y es también la misteriosa incógnita de aquellos que un día deciden acercarse por primera vez a este baile tan complejo en apariencia pero cuyos fundamentos son tan simples y a la vez tan cargados de sentido.

La respuesta a esta pregunta apunta, según mi modo de ver, no solamente a los aspectos metodológicos, y menos aún a los “contenidos” meramente formales tales como pasos matemáticos o frías maneras de caminar o girar.

En efecto, ¿qué es esencialmente, profundamente, el tango bailado? Seguramente NO es una sucesión de pasos, figuras, estructuras, movimientos. Algo mucho más profundo sustenta todo eso. Y ese “algo” más profundo no es precisamente “técnico”, sino que se trata de un factor muy anterior, primario y fundamental.

En una enunciación simple, sin pretender asignar un orden cronológico ni jerárquico, podríamos decir que se trata de una relación natural, humana, intuitiva, sensorial, con un “otro” humano y con un “otro” sonoro.

Entonces quizás podríamos decir también que en primer lugar deberíamos elaborar, construir o bien develar la relación de unidad-dualidad con la otra persona –el compañero o compañera de baile- , alguien con quien podemos hacer algo tan sencillo como movernos juntos (que muchas veces resulta tan difícil) o mover juntos un objeto. (Todo esto, sin distinción todavía de los roles de llevar y seguir, que deberían trabajarse ambos simultáneamente para las dos personas, a fin de llegar a una comprensión plena de ambos aspectos – que no son opuestos sino absolutamente complementarios, dado que se necesitan mutuamente.).

¿Cómo lograrlo? Permitiendo que mi cuerpo dialogue con el cuerpo de la otra persona, que “le hable de frente”, que lo “escuche”, que fluya una comunicación tan simple y natural como la que fluye en la vida cotidiana cuando hago algo con alguien o cuando hablo con alguien, colocándome frente a esa persona, con todo mi ser “de frente”, y no solamente dos cuerpos… sino dos personas, con alma, sentimientos, emociones… y la humana, divina y animal capacidad de ser-con-otro.

Ah, me olvidaba: ¿y el abrazo? Sí, claro: el brazo en tal posición, la mano a una determinada altura, el ángulo… qué complicado… quizás pueda medirlo con regla, escuadra y compás… Hmmm… ¿Y si simplemente abrazo a la otra persona y hago que me abrace? Un abrazo verdadero, humano, cálido, firme y dulce a la vez… Después puedo tomarle la mano o permitirle que tome la mía y… quizás si lo mido ahora, encuentre un “correcto” abrazo de tango!! Amigos, el abrazo de tango es simplemente eso: ¡¡un abrazo!! Y no una mera “posición de brazos”…

Un buen abrazo es algo natural, humano, cómodo y agradable para las dos personas, y permite abordar otros aspectos de nuestro tema: el movimiento, el jugar con el peso de la otra persona y con el propio, el hacer algo juntos como… bailar. Como ya dije el algún otro artículo, bailar es un hecho natural que nace con el ser humano. Todo lo que aquí se plantea, también lo es. Y todo lo que solemos considerar “técnicamente necesario y/o correcto” no es ni más ni menos que una consecuencia de algo que en su origen es absolutamente natural. Bailar es un hecho natural. Entonces, evitemos estereotipos…

Uh, creo que todavía falta algo. El diálogo es, por definición, “de dos”. Pero en el caso del tango (¿quizás en el caso de toda danza que se baile de a dos?), el diálogo se me presenta como “de tres”… Claro, el “tercero” es la MÚSICA. Y en este maravilloso, sorprendente, atrapante “TRIÁLOGO”, es donde vemos nacer el baile tanguero y con él el caminar, la improvisación y la creatividad.

Después vendrán los pasos, las figuras, los estilos y toda la infinita variedad que el tango, o la milonga, o el vals, pueden brindarnos.

Olga Besio

Olga Besio

Entonces, creo que esto es lo que se debería enseñar y aprender en la primera lección:

  • El diálogo con la otra persona. La absoluta seguridad de que todo lo que ocurra en el baile es obra y responsabilidad de ambas personas en el sentido de que, en los hechos, la pareja de baile se construye entre los dos (cada uno desde su rol) elaborando cada uno lo que le corresponde y colaborando en todo con su compañero o compañera. Dentro de este diálogo, como uno de sus aspectos, está incluido el abrazo.
  • El diálogo con la música. Dentro de este diálogo, como una de sus posibilidades, está incluido el caminar.
  • En definitiva, el “triálogo”, la profunda comunicación entre estos tres elementos fundamentales (las dos personas y la música), con toda la increíble significatividad, profundidad y complejidad de detalles que esto encierra. Dentro de este “triálogo” está incluido el caminar abrazados y según la música.
  • Y la comprensión indubitable de que todos estos aspectos constituyen una unidad que anida precisamente, y como un hecho fundamental, en la esencia del tango.

Ésta sería, según mi criterio, la primera lección. Pero… ¿cuánto debería durar? ¿una hora y media? ¿Dos horas? ¿Un mes? Quizás toda la vida.

Escrito por Olga Besio.






27 Comentarios para “Olga Besio : Leccion de Tango”

  1. ruben dice:

    jueves, 11 de marzo, 2010 a las 10:36

    me encanta el comentario,te imaginas si todos los que enseñan tango tendrian estos conceptos,que distinto y agradable seria la milonga que la gente empeise a bailar con la musica,realmente la felicito a la Señora

  2. diego dice:

    jueves, 11 de marzo, 2010 a las 10:36

    Me parecio muy lindo y muy cierto el articulo..
    No solo desde el punto de vista de la enseñanza, sino tambien desde el baile en si propio..
    Muchas personas por hacer pasos o figuras complicadas se olvidan q esta bailando tango.
    Cierro el comentario diciendo q siempre tuve esa idea desde q empeze a bailar. “el tango es moverse juntos al compas de la musica”

  3. NANCY LELOUCHE dice:

    jueves, 11 de marzo, 2010 a las 10:36

    HOLA QUERIDA OLGA!! QUE BUENO SABER ALGO DE VOS, HACE TANTO QUE NO NOS VEMOS!!! NUNCA OLVIDARE AQUELLAS NOCHES DE VERANO EN COCHABAMBA… ERAMOS TAN FELICES!!! ESTAS ENTRE MIS RECUERDOS MAS ENTRAÑABLES!!! FELICIDADES POR TUS HIJOS!!! COMO CRECIERON!!! ESPERO QUE EL TANGO NOS UNA NUEVAMENTE, UN ABRAZO ENORME!!!

  4. Humberto dice:

    jueves, 11 de marzo, 2010 a las 10:36

    Maravillosa nota, realmente sabes de que hablas.
    Yo le agregaria un punto mas, el dialogo tambien debería incluir a los demas participantes de la milonga. Algo asi como un CUADRIALOGO: vos, tu pareja, la musica y el medio donde se desarrolla el baile.
    Un abrazo milonguero desde el otro lado del rio

  5. Philippe L'HOSTIS dice:

    jueves, 11 de marzo, 2010 a las 10:36

    Je commence à donner des cours de Tango et je m’inscris tout à fait dans cette démarche. Lire ces quelques mots c’est réconfortant. Faire passer le message, c’est parfois plus difficile car les mots ne suffissent. Ils faut trouver les clés de la compréhension des élèves qui ont parfois appris d’autres danses par l’intermédiaire de chorégraphie mais quels plaisirs quand on voit certains élèves intégrer le message. En bonus, ils deviennent de suite plus beaux à regarder danser.
    Merci

  6. Marìa Cristina Castelar dice:

    jueves, 11 de marzo, 2010 a las 10:36

    Todo dicho, queda por decir solamente impresiones personales. Entrar en el tango es descubrir un mundo nuevo. La experiencia de compartir el goce de la mùsica y el amoldamiento de los cuerpos es maravilloso. Siento que en cada milonga incluìmos alguna cosa nueva que alguno de los dos agrega y, que el otro interpreta inmediatamente. La creatividad y el disfrute es constante. Como la vida, dinàmica y cambiante. La fundamental diferencia es que milonguear es siempre grato, mientras que la vida tiene momentos amargos. Gracias por tu opiniòn.

  7. cristina dice:

    jueves, 11 de marzo, 2010 a las 10:36

    Usted es una grande, si todos los q enseñan tubieran los mismo conceptos, seria maravilloso, espero cuando valla a la vecina orilla conocerla, desde Uruguay un beso

  8. María Dina Correa Ortiz dice:

    jueves, 11 de marzo, 2010 a las 10:36

    Que, lindo, si todos los profesores, arrancaran desde este puerto, sería mas seguro el desembarque en la divina danza del tango. Que lindas deben ser tus clases comenzando por estos conceptos. más lindo sería vivirlos !!
    Gracias , avisa dónde estás . Desde un Uruguay, mis saludos
    Dina Correa

  9. violeta dice:

    jueves, 11 de marzo, 2010 a las 10:36

    Hola!!
    Olga porsupuesto que estoy de acuerdo con la leccion …
    Te quiero muchisimo!!( ya lo sabes) y estoy anciosa por aprender mas , y mas …
    Sos una grosa!!!

  10. Alejandra Testi (Alebaila) dice:

    jueves, 11 de marzo, 2010 a las 10:36

    Cuando las mujeres planchaban acendosamente las camisas de los maridos, era para que éste se viera bien? o para que digan que bien plancha esa mujer! como lo cuida a su marido!!
    Creo que muchos docentes no pueden “ver” al alumno, solo quieren que aprendan un par de cosas y que se larguen a la pista, para que el alumno disfrute? o para que digan, mira ese aprendio con fulano y ya va a la milonga y hace “cosas”
    Docentes como vos Olga, son los que no le saca el ojo al “alumnos”, el docente que escucha, observa y se compromete con el aprendizaje, el aprendizaje… el aprendizaje mutuo.
    Adelante con Tu Enseñanza”, le haces muy bien al Tango y a las personas que pasamos por tus clases.

  11. Osvaldo Rafael Marchetti dice:

    jueves, 11 de marzo, 2010 a las 10:36

    Taguiol:
    Se te embroca que mayás de lejos la esencia del tango: “un abrazo que se disfruta al son de su música”.- Para disfrutarlo -como vos afirmás- debe ser “natural y cómodo” y como dice Alberto Castillo “mezclando el aliento” y en el caso de las damas “cerrando los ojos para oir mejor”.-
    Te mando un beso,
    Osvaldo.

  12. Tu Sis dice:

    jueves, 11 de marzo, 2010 a las 10:36

    Muchas gracias por las innumerables enseñanzas que recibimos de vos. Y por la simpleza con que nos transmitís lo mejor del Tango.
    “Alma, sentimiento y emoción” eso, sos vos. Y eso, nos enseñás que tenemos que tener cuando bailamos Tango.
    Gracias Sis, a vos y a tus soles: Federico y Ariadna.

    Si Olga, alma, sentimiento y la emoción no deben faltar cuando bailamos el Tango.

  13. Mónica dice:

    jueves, 11 de marzo, 2010 a las 10:36

    Sos una graaannndeeeee,sigo repitiendo una y mil veces “SOS UNA GRANDE”.Tus clases son maravillosas y todos los maestros deberian rendir exámen antes de ponerse a enseñar.-Maestro es cualquiera,Docente no!!!!!!!!! Un abrazo Maestra-Docente

  14. roxana alejandra dice:

    jueves, 11 de marzo, 2010 a las 10:36

    Como siempre EXELENTEEEEEE!!!!!!!!!!!, tus clases, tus conceptos, tus enseñanzas,tu cariño y dedicaciòn por lo que nos brindas, gracias MAESTRA!!!!

  15. Verónica Paz dice:

    jueves, 11 de marzo, 2010 a las 10:36

    Olga, qué puedo decirte… infinitas gracias por todo lo que te brindás en tus clases, sos una persona admirable!!!
    Guardo como un TESORO la única clase que pude tomar con vos, una de adornos para la mujer en el primer Cosmotango.
    Siempre estarás en mi danza!!!
    Un ABRAZO desde Córdoba Capital
    Veropaz de González

  16. Roa Fabiana Beatriz. dice:

    jueves, 11 de marzo, 2010 a las 10:36

    Soy de la Ciudad de JUNIN DE LOS ANDES, NEUQUEN. Y es un placer haber leido esa tan sencilla respuesta al abrazo y la comunicacion de la pareja, ya que uno muchas veces se la hace tan complicada o le hacen tan complicado el bailar, y estoy muy de acuerdo con lo que ha planteado.
    Siempre el ser humano esta aprendiendo algo todos los dias, y hoy al leer estas palabras tan hermosasa me siento con muchas ganas de poder tomar clases con usted y seria un placer enorme recibir todos sus conocimientos y me contagie la pasion que tiene y nos brindan sus palabras.
    Un GRAN ABRAZO JUNINENSE, NEUQUINO!!!!!
    FABIANA!!

  17. Maria Ana dice:

    jueves, 11 de marzo, 2010 a las 10:36

    DIVINA OLGA!
    Que placer leerte desde Francia, escuchandote seria mejor decir!
    Como el desayuno a las 5 de madrugada que nos tomamos el anio pasado!!!
    Gracias, espero que muchos “ensenantes” te lean!!!
    (los errores ortograficos no son mios, son de la compu, “extranjera”!:))))

  18. natalia dice:

    jueves, 11 de marzo, 2010 a las 10:36

    vos si que transmitis la verdadera escencia del tango olga!!!! la verdad es que cada vez te admiro mas ….besos!!

  19. Romina dice:

    jueves, 11 de marzo, 2010 a las 10:36

    Gracias por transmitir de manera tan simple lo mas maravilloso que tiene el tango!

  20. Alexandra dice:

    jueves, 11 de marzo, 2010 a las 10:36

    Gracias por esta palabras tan sencillas que encierran todo lo que se puede decir sobre el tango.

  21. ANALIA dice:

    jueves, 11 de marzo, 2010 a las 10:36

    TENGO UNA HIJA DE 6 AÑOS QUE QUIERE APRENDER A BAILAR TANGO POR QUE EN EL JARDIN ALGO LE ENSEÑARON Y QUEDO MUY ENTUSIASMADA ME GUSTARIA SABER A PARTIR DE QUE EDAD ENSEÑAN
    SALUDOS
    ANALIA

  22. Camila dice:

    jueves, 11 de marzo, 2010 a las 10:36

    Analia: que vaya a ver CHAPUZON en el ccBorges los domingos de mayo a los 17hs, alli son especialistas de tango y para chicos

  23. enrique dice:

    jueves, 11 de marzo, 2010 a las 10:36

    Señora Olga: deseo felicitarla por tan buen concepto de lo que se deberia hacer,al bailar tango,tambien con que los profesores,les enseñen a sus alumnos el caminar,escuchar,pausar,respetar y acer sentir comoda(o) a quie esta compartiendo nuestro tango,como asi tambien respetar todo tipo de gusto en cuanto a la musica,pero lamentable es decir que hay y esto es una cosa sabida,hombres y mujeres que no estan capacitados para la docencia del tango,pero igual se titulan profesores le envio un saludo para ud y su familia

  24. Marcelo Di Biagio dice:

    jueves, 11 de marzo, 2010 a las 10:36

    Que buena nota sobre la interpretacion de la danza y del abrazo de tango. Hay que reaprender, volver a las fuente de lo que es natural, para re-aprender y re-educar el cuerpo y nuestra concepcion de la danza, y lograr estar cada dia un poco mas cerca de la perfeccion de l adanza.

  25. JULIAN dice:

    jueves, 11 de marzo, 2010 a las 10:36

    En principio esta todo bien, pero habria que destacar algo importante si el hombre no sabe bailar, no marca bien o no tiene ni idea del compas, la mujer no tiene opciones, podra agregar adornos que no alcanzarian para evidenciar sus cualidades artisticas o capacidad de interpretacion. El tango se termina en el ultimo compas y con una pose, no es posible parar de repente cuando se termino la musica, asi bailan los que no conocen todos los tangos y bueno, gracias que bailan algo…

  26. Jessica dice:

    jueves, 11 de marzo, 2010 a las 10:36

    Querida Olga.
    Gracias.Siempre tan clara y acertada. Maestra!
    Ya siempre fue el tango para mi “un abrazo que danza” y para abrazarse bien hay que sentirse bien, con toda a persona que sos. Después vendrá el movimiento, las interpretaciones, los mensajes y las respuestas mas o menos claras , mas o menos bellas, que harán de este ” triálogo” (como lo llamaste vos) una obra de arte, una artesanía …o un caos en la pista!

  27. Jorge Manganelli dice:

    jueves, 11 de marzo, 2010 a las 10:36

    Mi querida amiga, fué cortito y al pie, exelente definición, del abrazo y de esa bella trilogia que es la esencia del baile, musica, hombre, mujer, donde lo demás no existe,,,,,,donde los demás no existen, donde los cuerpos se unen musicalmente, pecho a pecho, corazón a corazón, tu nota “perfecta”, un beso y una flor,,,,,,,,que digo, cientos de flores.-

Deja un comentario